Responde a la pregunta de la semana

¿Crees que los niños deben llevar celulares y tablets a la escuela?
 

Trabaje con nosotros

Enviar aplicación de Trabajo

ANUNCIE AQUÍ / PRECIOS

* MediaKit LaTv (descargar Flash)

Publicidad

Procesión Virgen del Cisne
Usted esta viendo el canal:
Ecuador


Califica este reportaje:

 
Votos: 0 - Rating: 0
Categoria: Ecuador
Realizador: Santiago Ron
Fecha: 2009-08-23
Temporada: 2009
Reproduciones: 9234



La Virgen del Cisne, Loja.

Por años la profunda mirada de nuestro pueblo ha visto como la alegría y el llanto se juntan en uno de los eventos religiosos más impactantes de nuestro país, La Romería de la Virgen del Cisne.

Cada Agosto sobre los hombros de sus fieles la figura de la Virgen recorre más de 70 kilómetros desde la población del Cisne hasta la ciudad de Loja, pero cual es la historia de la Virgen Churonita como le dicen cariñosamente algunos devotos.

1594, la leyenda cuenta que fuertes sequías obligaron a muchos indígenas paltas a dejar sus tierras en la población que actualmente es el Cisne, pocas familias se quedaron y en el Monte Seco Angelita una pequeña niña indígena mientras pastaba el ganado tuvo un extraordinario encuentro.

Padre Nilo Espinoza, Curia de Loja, dice: “Angelita se encontró con una señorita que le dijo que ella va a proteger la raza indígena, poco ella caso hizo, pero se le apareció segunda, tercera vez, ella avisó a la gente todo y fue la novedad y los principales del pueblo fueron a ver todo lo que había sucedido entonces mandaron hacer una imagen

El pedido de las autoridades del cisneña llegó a Quito donde el famoso escultor Diego de Robles fue el encargado de tallar y colorear a la figura de la Virgen del Cisne quien con una altura de 84 cm. posee un rostro mas europeo que indio y terminada la obra La Churonita fue al que sería su hogar.

Padre Nilo Espinoza, Curia de Loja, dice: “La imagen la trajeron y desde que la trajeron comenzó a obrar prodigios”.

La sequía terminó y el pueblo volvió a vivir y en medio de las montañas del Cisne se erige la monumental iglesia de la Virgen a la cual acuden todos los días miles de devotos de todo el país.

María hace un mes tuvo una fuerte pulmonía que casi el provoca la muerte.

Luis Chasi, Devoto, dice: “Estaba bien mal, con suero, oxigeno entonces yo le dije ayúdame, Churonita devuelve a mi esposa, entonces mi esposa ahora esta bien, por eso le vengo trayendo”.

Iluminado por cientos de velas otro devoto ofrecía el dolor de su cuerpo al caminar de rodillas, era su manera de agradecerle a la virgen por la vida que tiene.

Todos los años realiza este sacrificio su meta era llegar al altar donde se encuentra La Churonita.


Cuando alguna catástrofe como terremotos, sequías o plagas afectaban a los poblados vecinos como Loja, los habitantes pedían a los pobladores del Cisne que trasladen a la Virgen  para que interceda y no permita una catástrofe mayor.

Hasta 1829 este hecho era poco habitual sin embargo.

Santiago Ron, Realizador Programa La Televisión, dice: “Parte de la fabulosa historia de la Virgen del Cisne consiste en que en 1829 el mismo libertador Simón Bolívar presidente entonces de la Grana Colombia permitió por decreto que la virgen sea trasladada desde la población del Cisne hacia la ciudad de Loja y este documento todavía existe”.

Decretado entonces por el Libertador Simón Bolívar, como agradecimiento a los vecinos de Loja por las guerras de independencia.

La Virgen tallada saldría del Cisne en Agosto hacia la ciudad de Loja, permanecería 3 meses y en Noviembre regresaría al Cisne.

Y el pasado 15 de Agosto manteniendo esta tradición que tiene ya 180 años la Virgen fue a visitar a sus devotos lojanos.

El recorrido se lo realiza durante 5 días y la última población antes de llegar a su destino es  Catamayo.

A donde llegamos para unirnos a la romería de la Virgen del Cisne, que continuaría al día siguiente.

Y mientras unos escuchan misa en el parque principal bajo la mirada de la Virgen, otros se distraen en la improvisada feria popular.

Hombres, mujeres, niños, jóvenes y viejos, muchos no resisten y buscan cualquier ronconcito para dormir.

Como este devoto que no logró acabarse su choclo ya que  le venció el sueño, movidos por su devoción el descanso les permite recuperar fuerzas para la fuerte caminata del día siguiente.

Y en la mitad de la misa de repente el cielo aclaró.

Y tras la eucaristía aparecieron unos personajes de azul, los Gancheros.

Cada año la Virgen tiene un atuendo distinto, en esta ocasión se le colocó un sombrero  campesino en honor a los caminantes.

Con todo listo empezó la última etapa de la Romería del Cisne hacia Loja.

Y Dargelia oriunda de Cuenca lloró por la partida de la Virgen, ya que ella no la pudo acompañar como si fuera su propia madre.

Y esta otra cuencana a sus 52 años cambió su calzado para caminar por primera vez por la Virgen del Cisne.

Y es que esta romería es la más exigente del país, que pone a prueba la resistencia física de los devotos.

Ya que hay subir alrededor de 1800 mts de altura sobre el cerro Villanaco en 18 Km. de recorrido, para luego descender 16 Km. hacia el valle de Loja.

Es como si camináramos de norte a sur toda la ciudad de Quito y atravesáramos una montaña de 1800 mts de altura.

Con cohetes arranco este último tramo de 32 km.

Como si se tratara de una maratón religiosa se calcula que  más de 200 mil  fieles fueron convocados este año por una imagen a la que acompañan hasta pequeños niños e incluso embarazadas.

El calor, la subida y el peso ponen a prueba la fe de todos.

El sol del medio día era aplacado con agua de tanquero, un oasis en la desértica Loja.

Así conocimos la vida de José.

El vino de Quito y le ofreció a la Virgen soportar el dolor de caminar descalzo para que ella le ayude a sanarse de una terrible enfermedad que le aqueja por años.

Con sus zapatos colgados José siguió su camino con la esperanza de que la Churonita interceda para por fin curarse del alcoholismo, y como José 200 mil historias, 200 mil voluntades.

Como la de este joven quien hace 7 años le pidió a la Virgen que Dios le salve la vida a su madre que tenía leucemia y en gratitud cada Agosto acompañaría descalzo a la Churonita.

La caminata debía continuar y tras 12 horas de haber salido de Catamayo, cruzando las montañas de Loja llegó la Virgen del Cisne a la capital de la provincia, junto con los últimos rayos de sol.

El milagro de todos los días de quienes más lo necesitan. Ellos son quienes mas fe le tienen a la Churona.

El pueblo lojano le dio la bienvenida a su Virgen a lo que será su casa temporal, tres meses permanecerá en la Catedral de Loja y con una emotiva recepción, la Choronita subió al altar acompañada del Ave María.

La fe esta en lo más profundo del pueblo ecuatoriano en sus oraciones por días mejores, en agradecimientos por favores conseguidos y milagros realizados, está en los profundos ojos de la Virgen del Cisne la venerada Churonita.








Registrate o Inicia Sesión para ingresar un comentario