Responde a la pregunta de la semana

¿Estás de acuerdo con que exista un impuesto a la comida chatarra?
 

Trabaje con nosotros

Enviar aplicación de Trabajo

ANUNCIE AQUÍ / PRECIOS

* MediaKit LaTv (descargar Flash)

Publicidad

Trata de niños (Segunda parte)
Usted esta viendo el canal:
Ecuador


Califica este reportaje:

 
Votos: 0 - Rating: 0
Categoria: Ecuador
Realizador: Tomás Nieto
Fecha: 2009-05-03
Temporada: 2009
Reproduciones: 6379

Dos semanas atrás dimos a conocer la cruda realidad que envuelve al pueblo indígena, miles de niños son exportados a otros países para ser esclavizados y sometidos a largas horas de trabajo.

 

Dr. Angel Flores, Rector Colegio Velasco Ibarra, dice: “Suele desaparecerse o desertar incluso de las instituciones educativas, muchos estudiantes van a parar por Venezuela”.

 

Todos los casos que investigamos presentaban las mismas condiciones de abuso y explotación.

 

El mal trato y las malas condiciones de vida eran parte de su situación.

 

Tal comercio humano tenía tarifas ya establecidas para los menores.

 

Pero no en todos los casos, los menores fueron negociados por sus padres, para otros está situación se presentó de una forma más violenta, sus hijos simplemente desaparecieron.

 

Manuel un padre de una menor desaparecida con lágrimas en sus ojos, confesó su historia ante nuestras cámaras.

 

 

Tomás Nieto, Realizador Programa LA TELEVISIÓN, dice: “Tras las incansables denuncias de Manuel un padre desesperado por la desaparición de su hija y después de hacer público el caso de María Juana Marcatoma finalmente fue liberada en este pasaje en el Centro Histórico de Quito”.

 

Las sospechas de Manuel eran ciertas, su hija, durante 4 largos años fue víctima de explotación laboral en el vecino país de Colombia.

 

Así como Manuel, muchos padres han denunciado numerosos casos de trata.

 

Visitamos las Fiscalías de Chimborazo, en la de Colta los casos no son algo extraño.

 

Apilados en cajas los documentos de las investigaciones montadas a tanta denuncia aparecieron.

 

Y aún, cuando encontramos juicios con todas las pruebas necesarias, los procesos nunca continuaron a una sentencia definitoria en contra de los acusados.

 

En la Fiscalía de Guamote la historia se repite y pese a ser recién creada en Mayo del 2008, las denuncias abundan.

 

Penosamente comprobamos que la mayoría de las denuncias expuestas por los padres de los menores son animadas a realizarse por el reclamo de no haber recibido la paga previamente acordada con los tratantes, es decir por estafa.

 

Cómo en este caso, en el que el padre de la menor tratada sólo ha recibido la cantidad de 570 dólares por los siete años que su hija lleva trabajando en Venezuela.

 

Este mal enraizado en el pueblo indio se vive en todo el cordón andino de nuestra serranía, viajamos a investigar a otras provincias como Imbabura, los casos abundan en número y en crudeza. Las desapariciones son comunes en sitios dónde el castellano ni siquiera ha llegado pero si la malicia y el abuso de unos cuantos.

 

La hija de esta pareja quichua desapareció, ellos aseguran que dos mujeres la llevaron a trabajar a otro país.

 

Y justamente son las comunidades más remotas el escenario perfecto para las mafias de tratantes, pues la justicia está lejos, las leyes y los derechos totalmente desconocidos.

 

Lic. Luis Andrango, Defensa de Pueblos Indígenas, dice: “Hay mucha gente indígena, familias pobres que desconocen, son humildes, no hablan bien el castellano, no saben leer ni escribir, entonces no tienen quien les favorezca, quien les ayude, quien les salve de estos apuros, entonces eso queda en la impunidad”.

 

La Defensoría del Pueblo de Imbabura ha logrado rescatar a 11 menores que han sido objeto de explotación laboral en otros países, pero reconoce que sus esfuerzos son mínimos a tantos niños que se encuentran lejos y desprotegidos.

 

Dr. Napoleón Morales, Defensoría del Pueblo Imbabura, dice: “Casos que se han visibilizado son realmente creo, ni la vigésima parte de lo que realmente se debe presentar”.

 

 

Carlos Martínez, Presidente Fundación Amauta, dice: “De las investigaciones, de los seguimientos podemos dar fe que hay más de 1000 casos de niños que aún no han sido resueltos y que los padres no quieren denunciar”.

 

En la concepción indígena, los niños son una importante fuerza laboral, y cuando la pobreza se agudiza no se libran de la responsabilidad de sustentar a sus familias, por lo que caen en manos de mafias y se convierten en esclavos del siglo XXI.

 

Dra. Paola Gallardo, Fiscal de Delitos de Trata, dice: “Podemos escudarnos en una idiosincrasia, en una cultura, sino en lo que estamos viendo, en el daño que estamos causando, o que están causando los tratantes a nuestros niños, niñas adolescentes”.

 

Dr. Angel Flores, Rector Colegio Velasco Ibarra, dice: “De eso se aprovechan por que ven la situación económica tan bajas acá, entonces se los llevan fácilmente ofreciéndoles maravillas”.

 

En Chimborazo, nos dijeron, existen comunidades enteras afectadas por este fenómeno.

 

Visitamos un pequeño pueblo que no parece tan pobre pero si abandonado.

 

Todas las casas lucían abandonadas, las calles vacías.

 

Dicen que la mayoría de los pobladores viven en Colombia y Venezuela, principales destinos de la trata de menores indígenas.

 

Las pocas personas que encontramos rechazaban nuestra presencia, como que algo se estaba ocultando.

 

Lo más insólito, es que quienes presuntamente están detrás de este oscuro negocio, son indígenas de la misma raza, quienes gozan de poder económico producto de industrias montadas en países en el extranjero, como Venezuela.

 

Dr. Napoleón Morales, Defensoría del Pueblo Imbabura, dice: “Siendo de la misma raza, que actúen en vista de que tienen dinero explotando a su hermanos, a sus hermanas y eso nos parece muy mal”.

 

Dra. Paola Gallardo, Fiscal de Delitos de Trata, dice: “Hay personas que ya se conocen que se dedican a esto, entonces las personas que quieren de algún modo buscar una superación en su vida muy equivocadamente, van se acercan y piden ser llevados”.

 

Indígenas explotando a indígenas.

 

Dr. Napoleón Morales, Defensoría del Pueblo Imbabura, dice: “Ni siquiera los blancos – mestizos han actuado así.

 

Dr. Angel Flores, Rector Colegio Velasco Ibarra, dice: “En época de carnaval aquí esas personas adineradas, los campesinos llegan y hacen alarde de su dinero e incluso un gran desfile automotor y son ellos los que tienen el poder en las comunidades”.

 

Dos meses después de iniciada esta investigación regresamos a Chimborazo en la fiesta de carnaval, y aquel pueblo que lucía deshabitado y abandonado dos meses atrás era ahora el lugar dónde los más lujosos vehículos circulaban, la gran mayoría provenientes de Venezuela.

 

Según las personas cercanas a los casos denunciados, esta situación de desigualdad que se vive en el pueblo indígena la causa principal de éste tráfico ilegal.

 

Muchos de los de niños rescatados de esta nefasta esclavitud, han sido explotados dentro de industrias pertenecientes a los mismos indígenas ecuatorianos.

 

Abusando de su condición de pobreza y anulando por completo sus derechos.

 

Dra. Paola Gallardo, Fiscal de Delitos de Trata, dice: “La trata de personas es la esclavitud contemporánea, 3,4 de la mañana, hasta las 8, 12 de la noche, ni siquiera les permiten estudiar, no tienen días de descanso”.

 

Hasta la Fiscalía de Quito han llegado estas denuncias y los casos empiezan a tomar sentido gracias a muchos adolescentes que han escapado de esta realidad y han rendido sus versiones.

 

Una vez libre en Venezuela, César se comunicó con sus familiares, quienes alertaron su regreso al país a las autoridades de la policía especializada, pero a su llegada al Ecuador una sorpresa nada grata le esperaba

 

 

 

 





Registrate o Inicia Sesión para ingresar un comentario